ACNUR Euskal Batzordea
Género y Paz VisiblesDarfur VisibleCongo R.D. Visible
  • Actualidad
  • Artículo
  • Actualidad - Situación internacional

    Hay que abordar "la crisis de Sudán en Darfur"

    AUPD, Panel de la UA para Darfur Unión Africana - UA / Addis Ababa - Etiopía / 09.10.2009

    El panel de alto nivel de la UA para Darfur presentó sus recomendaciones a la comisión de la UA el 8 de octubre de 2009. El documento señala que el pueblo de Darfur expresó su interés de seguir siendo parte de Sudán. Por otra parte, recomendó un abordaje global del “conflicto de Sudán en Darfur”, así como un tratamiento simultáneo de la paz, la justicia y la reconciliación, como un paso fundamental para lograr una solución duradera.

    La Asamblea de la Unión Africana (UA) realizada en Addis Ababa del 1 al 3 de febrero de 2009 designó a los miembros del Panel de Alto Nivel de la UA para Darfur (AUPD) y les entregó el mandato de examinar la situación en Darfur y remitir recomendaciones sobre cuál sería el mejor modo de gestionar efectiva  e integralmente el tema de la responsabilidad y la impunidad en el combate por un lado, y la reconciliación y la sanación por el otro, dentro del contexto de una resolución pacífica del conflicto.
    Ésta es la traducción de las recomendaciones del AUPD, expresadas en el discurso del presidente del panel ante la Comisión de la UA el 8 de octubre.

    “La primera observación de vital importancia que nos gustaría hacer es que todo el mundo en Darfur y todo Sudán, sin excepción, enfatizó que todos tienen que reconocer y respetar el hecho de que la resolución del conflicto en Darfur tiene que ser provocada por el propio pueblo sudanés, y no puede ni debe ser impuesta desde fuera.
    En segundo lugar, todos dentro y fuera de Sudán insistieron que es urgente que se haga todo lo necesario para alcanzar los tres resultados en Darfur: paz, justicia y reconciliación.
    Por consiguiente, se subrayó que el conflicto de Darfur es de naturaleza política y por lo tanto requiere una solución política. Existe el consenso de que una solución militar al conflicto no es posible ni deseable.
    Cuando se hace la declaración firme que debe haber paz, de que debe hacerse justicia y debe verse que así es, y que la reconciliación debe ser alcanzada, nuestros interlocutores también reconocieron el hecho de que los objetivos de paz, justicia y reconciliación en Darfur están interconectados, son mutuamente dependientes, igualmente deseables y no pueden alcanzarse separadamente uno de los otros.
    El panel acordó completamente que con este acercamiento y por lo tanto firmemente que un acuerdo de negociar el fin del conflicto de darfur debe considerar los tres temas relacionados (a) paz, (b) justicia, responsabilidad e impunidad y (c) reconciliación y sanación, como un paquete integrado.
    Como la aplastante mayoría de nuestros interlocutores, el panel sostiene firmemente la idea de que cualquier intento de presentar alguno de estos temas como precedente sobre cualquier otro sería contraproducente, y militaría contra el rápido alcance la paz justa y duradera que añora el pueblo de Darfur.
    También en consonancia con la visión adelantada de la gran mayoría de nuestros interlocutores, y relevante para el acuerdo político global negociado, será de crítica importancia que  las negociaciones sean coordinadas por un mediador para evitar las negociaciones en el foro (forum-shopping).
    También deberán tener un carácter inclusivo, para asegurar que el resultado sea apoyado por el pueblo de Darfur y Sudán, los estados vecinos y la comunidad mundial.
    Por lo tanto, necesariamente la UA y la ONU tendrán que asegurar que proveerán al mediador jefe conjunto con los recursos necesarios para cumplir su responsabilidad, que debería incluir ayudar a resolver los diversos temas relacionados con las medidas a tomar para asegurar la inclusividad del proceso de negociaciones.
    (…) el mandato de este panel está relacionado con Darfur únicamente. De todos modos, la realidad es que Darfur es una parte integrante de Sudán. Además, la gente de Darfur no ha expresado ninguna demanda de autodeterminación. Por lo tanto, el conflicto de Darfur no puede resolverse a menos que se haga en el contexto de la evolución de Sudán como un todo.
    (…) repetidamente durante nuestro proceso de consultas, los darfuríes insistieron en que el panel fracasaría en su misión si no identificaba y se ocupaba de lo que ellos llaman ‘las causas radicales de la crisis en Darfur’. La causa radical es la marginación y el subdesarrollo de Darfur como resultado de las políticas y prácticas implementadas en todo Sudán tanto durante el periódico colonial como el post-colonial.
    Esto se evidencia en un gran desequilibrio entre un centro fuerte y una periferia marginada, lo que resulta en que el poder político y las riquezas están concentrados en el centro, con las consiguientes consecuencias negativas en la periferia.
    Muchos en Darfur argumentan que esta fue la razón fundamental para la rebelión armada que surgió en 2003, y por lo tanto que cualquier solución justa y duradera del conflicto en Darfur debe corregir el desequilibrio entre el histórico centro sudanés y la periferia.
    Es en este contexto que se nos dijo que deberíamos considerar ‘la crisis de Sudán en Darfur’, en lugar de lo que se describe inadecuadamente como ‘la crisis en Darfur’.
    Afortunadamente, la realidad de estas causas radicales de los diversos conflictos violentos que han plagado Sudán ha sido señalada en varios acuerdos negociados para terminar con estos conflictos.
    Por ejemplo, el Protocolo de Macacos, que es parte del [Acuerdo de Paz Global] CPA, dice que ‘las históricas injusticias y desigualdades en el desarrollo entre las diferentes regiones de Sudán… necesitan ser corregidas’.
    La Declaración de Principios adoptada para resolver el conflicto en el este de Sudán dice que la ‘la marginación política, económica, social y cultural (de la región) constituye el problema central…’ que debe ser atendido.
    Esta declaración continua diciendo: ‘la unidad con el reconocimiento y el respeto por la diversidad, la protección de las libertades y los derechos fundamentales de los ciudadanos, la devolución de los poderes dentro de un sistema federal, la distribución equitativa de la riqueza nacional son fundamentos esenciales para un Sudán unido, pacífico, justo y próspero’.
    Esto es también exactamente lo que dice la gente de Darfur. Por lo que esperan que esta perspectiva sea expresada concretamente en el acuerdo político global de Darfur negociado.
    Esto habla del desafío al que se enfrenta Sudán, para efectuar un proceso fundamental de transformación social el cual, como se visualizó en el CPA y otros acuerdos, resultaría en un ‘Sudán unido, pacífico, justo y próspero’ sobre la base de la reconstrucción de Sudán conducido por los objetivos a alcanzar:

    -    unión en la diversidad
    -    democracia y respeto de los derechos humanos
    -    reparto de poder
    -    reparto de riquezas

    Es evidente que este enorme desafío que todo el pueblo sudanés tendrá que abordar conjuntamente, y con la mayor unificación de criterios posible. El panel está convencido de que la UA puede y debería apoyar al pueblo sudanés en su trabajo para reconstruir su país.
    En lo inmediato, más allá de lo que la Unión Africana haga para terminar con el conflicto de Darfur, quizás actuando sobre la base de nuestras recomendaciones, tendrá que tener en cuenta dos procesos importantes en particular relacionados con Sudán como un todo. Estos son las elecciones generales previstas para abril de 2010 y el referéndum de Sudán Sur de 2011.
    Con bastante sentido, el pueblo de Darfur insiste que tienen el derecho y el deber de participar libremente en cualquier elección que tenga lugar en Sudán, así como participar completamente en cualquier discusión nacional que tenga lugar en el contexto del acordado referéndum. La búsqueda de una solución al conflicto de Darfur debe tener en cuenta estos importantes puntos de vista de los darfuríes.
    (…) el 24 de junio, el vicepresidente del [Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán] SPLM, Malik Agar Eyre, participó en una discusión en Washington D.C., presentada por el US Institute of Peace. Entre otras cosas, emitió una grave advertencia que debe ser de grave incumbencia para la UA y nuestro continente.
    Dijo que la ‘lectura’ del SPLM era que el proceso de la fragmentación de Sudán no terminaría con la separación de Sudán Sur, si este era el resultado del referéndum de 2011. Advirtió que Sudán podría ser afectada por un proceso destructivo de mayor balcanización, y pro lo tanto hundirse en el caos y el desgobierno, produciendo una peligrosa inestabilidad en los nueve países que comparten fronteras con Sudán.
    El panel cree que la UA debería tomar seriamente esta advertencia y actuar en consecuencia. Estamos convencidos de que, por el interés de toda África, la UA debe ubicarse en primer lugar de su agenda este tema tan importante, que el pueblo sudanés gestione exitosamente los urgentes desafíos a los que se enfrenta.
    Asimismo, mencionamos esto porque es de importancia crítica alcanzar las aspiraciones compartidas por el pueblo de Darfur de permanecer como una parte unida a Sudán”.

    “El proceso de consulta más extenso e inclusivo de consulta hecho hasta hoy”

    El panel decidió iniciar un proceso de consulta con aquellos que tienen la posibilidad de contribuir a la solución del conflicto de Darfur en el cual indagó la opinión de:
    - El Presidente, Omar al-Bashir, y el Vicepresidente, Salva Kiir, de Sudán.
    - Otros miembros del Gobierno de Unidad Nacional de Sudán.
    - Muchos de los partidos políticos sudaneses.
    - La sociedad civil de Sudán.
    - Formaciones especializadas como los colectivos de abogados.
    - Personas desplazadas internas (IDP) en Darfur.
    - La sociedad civil en Darfur.
    - La Administración Nativa.
    - Las tribus nómadas.
    - La oposición armada.
    - Las diversas autoridades estatales.
    - La fuerza de paz conjunta de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Africana (UA) en Darfur, UNAMID.
    - Los diversos grupos armados de la oposición en Darfur y sus representantes en Darfur, Chad, Libia, Qatar y Etiopía.
    - Refugiados de Darfur en Chad.
    - Integrantes de primera línea de los gobiernos de la República Centroafricana (CAR), Chad, Egipto, Etiopía, Libia y Qatar.
    - Los líderes de la Liga Árabe (LA) en El Cairo
    - Los enviados especiales para Sudán de los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE); los embajadores de estos 5 países y la UE y el cuerpo diplomático africano en Chad.
    - ONG africanas e internacionales que trabajaban en Darfur
    - Otras ONG como Justice Cassese que encabezaban el equipo de la ONU para investigar las violaciones de los derechos humanos en Darfur.
    - Los líderes de UNAMID y Darfur-Darfur Dialogue and Consultation (DDDC), la misión de las Naciones Unidas en Sudán (UNMIS) y la misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana y el Chad (MINURCAT)
    - El mediador conjunto para Darfur, Djibril Bassole.
    - El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno Ocampo.
    - La Comisión Africana sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos.
    - El Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

    Por todo esto, comunica el panel, “está claro que el trabajo realizado por el Panel de Alto Nivel de la UA para Darfur constituye el proceso de consulta más extenso e inclusivo hecho hasta hoy para facilitar la resolución del conflicto de Darfur”.
    Y en este sentido, el panel cree que el reporte y las recomendaciones son mucho más que la suma de las reflexiones del panel. “En cambio, representan una vista consensuada entre muchos en Sudán e internacionalmente, incluyendo los millones de darfuríes a cuyos representantes hemos escuchado”, asegura.

    Reconstrucción, desarrollo y paz

    Los Derechos Humanos de los niños y las niñas

    03.02.2017

    Darfur: Unamid acoge con satisfacción la orden del JEM contra los niños y niñas soldado. La Unamid (La Operación híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas para Darfur) ha acogido con satisfacción la renovada orden de mando emitida por el Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI, siendo sus siglas en inglés JEM) el pasado 25 de enero de 2017, que prohíbe el reclutamiento y el uso de niños y niñas en sus filas, junto con otras violaciones contra sus derechos.

    Newsletter

    Para estar al día de las novedades de Darfurvisible.org

    Suscripción »

    Newsletter
    Agenda
    Info Online

     SUNA

     • Foreign Ministry Summons Western Diplomats to Inform about South Sudan Support to Rebels

     • Joint Sudan and South Sudan Security Committee Submits Recommendations to Defense Ministers of the two Countries

     • Delegation of Burkina Faso acquainted on National Assembly's experience in hosting conferences

     Radio Dabanga

     • Report: North Darfur gold mine conflicts not inter-tribal; Sudan regime behind them

     • Detained women on hunger strike in North Kordofan prison, Sudan

     • Attack on Abu Karshola leaves 411 Sudan soldiers dead: rebels