ACNUR Euskal Batzordea
Género y Paz VisiblesDarfur VisibleCongo R.D. Visible
  • Actualidad
  • Artículo
  • Actualidad - Situación de Sudán

    Después de 2011: escenarios posibles en Sudán

    DV, Darfur Visible ACNUR Euskal Batzordea / Darfur / 11.12.2009

    ¿Estará unido Sudán o el norte y el sur seguirán caminos separados? ¿Habrá un conflicto armado norte-sur o una coexistencia pacífica? ¿Qué rol jugará la Unión Europea tras las elecciones generales de 2010 y el referéndum de independencia de Sudán Sur previsto para 2011? ¿Cómo afectar a la crisis de Darfur?

    El escenario más probable en Sudán es una anexión violenta de Sudán Sur por parte del norte del país en 2011, cuando tenga lugar el referéndum de autodeterminación sureña, de acuerdo con los expertos del European Union Institute for Security Studies (ISS).
    Como la anexión tendrá consecuencias para la seguridad regional e internacional, indican, debe ser anticipado con “una iniciativa ambiciosa regional e internacional para la paz, en la cual la Unión Europea (UE) y otros actores globales deberían jugar un rol proactivo”.
    En cuanto a Darfur, los expertos indican que desde 2007, el sureño Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán, SPLM, ha priorizado su autodeterminación con respecto a Sudán del Norte, y ha aflojado su solidaridad con la insurgencia de Darfur. En consecuencia, “Darfur se ha ido convirtiendo en un tema entre Jartum y la comunidad internacional, más que una cuestión a discutir en la agenda nacional”.
    Asimismo, argumentan que hay pocas posibilidades de que se alcance la paz en Darfur antes de las elecciones de 2010, a pesar de los robustos procesos del Panel para Darfur de la Unión Africana (UA), AUPD; la renovada energía de los diálogos de paz, varias propuestas prometedoras por parte de la mediación conjunta de la UA y la ONU en Doha y la creciente vinculación de los Estados Unidos de América con el tema. Por lo tanto, “el status de Darfur será negociado más probablemente en el marco de un nuevo Sudán Norte, con el SPLM como observador externo. Sin embargo, el éxito de la implementación exitosa del Acuerdo de Paz Global (CPA) de Sudán requiere que las elecciones generales incluyan a los darfuríes y legitimen la autodeterminación del Sur”, refiere el informe.
    Para empezar, se indica, es poco probable que se alcance un acuerdo respecto de la configuración de la región en uno o tres estados. Si se unificara en uno sólo, como demandan los grupos rebeldes, se reducirían drásticamente sus posiciones legislativas y ejecutivas a compartir con los diferentes movimientos a nivel estatal, y se reduciría su representación a nivel nacional. Por otra parte, la localización de la violencia en Darfur Sur desde 2006, principalmente entre descendientes de tribus árabes como derivación del conflicto principal, demuestra, según los expertos, “la falta de control del Gobierno sobre sus propias milicias aliadas y unidades de seguridad”, y hasta el momento ha recibido “escasa atención internacional”.
    En estas circunstancias, la escena política darfurí está demasiado fragmentada y volátil como para permitir que emerja una fuerza lo suficientemente poderosa como para unirse con el SPLM y modificar la balanza del poder con respecto al Nacional Congress Party (NCP) durante las elecciones de 2010.
    Dice el informe que si el referéndum resulta en unificación, esto permitiría que se dedicaran más recursos del centro a la región de Darfur y su proceso de paz; aunque al mismo tiempo fortalecería la posición de Jartum de rechazar las demandas de los cada vez más radicalizados movimientos de Darfur de un mayor reparto del poder.
    Una secesión pacífica implicaría la urgencia de un acuerdo entre los nómades árabes de Darfur Sur y Kordofan y el nuevo estado sureño respecto del acceso al agua y las tierras de pastoreo en la zona fronteriza de tránsito.
    Por último, si la secesión condujera nuevamente a la violencia entre norte y sur, las fuerzas y milicias de Jartum se dedicarían principalmente a este conflicto, animando potencialmente a los rebeldes de Darfur a sacar provecho de la distracción y aprovechar la ventaja militar.
    En este panorama, el ISS recomienda que la UE y la comunidad internacional apoyen unas elecciones justas, con la participación de todos los darfuríes y personas desplazadas internas (IDP), “al tiempo que contribuyen a aliviar el sufrimiento humano y presionan a las partes para comprometerse con la protección de los trabajadores humanitarios y los civiles en la región”.
    Si, como se prevé, el proceso de paz de Darfur no alcanza una solución sustancial antes del referéndum, dicen los especialistas que “la UE debe recalibrar su perspectiva para anticiparse a las nuevas características del proceso en el marco de un nuevo Sudán del Norte, controlando de cerca las relaciones entre Sudán Sur y Darfur”.

    La tensión puede preverse
    Por su parte, el sitio web de noticias humanitarias de la Fundación Reuters, Alertnet.org, también advierte de una tensión creciente en el sur. En su informe periódico “Humanitarian Hook”, indican que mientras Sudán se prepara para realizar en abril las primeras elecciones nacionales multipartidarias en 24 años, “el proceso ha estado cargado de demoras, acusaciones de la oposición de fraude generalizado durante el proceso de registro de votantes y una amenaza de boicotear el voto si no se realizan reformas democráticas”.
    El 7 de diciembre, la policía arrestó a tres políticos del principal partido político de Sudán Sur y un grupo de seguidores que asistían a un mitin frente al Parlamento en Jartum, desobedeciendo una prohibición oficial. Tras el arresto, informa Alertnet.org, una multitud furiosa incendió la oficina del partido del Presidente sudanés, Omar al-Bashir, en la ciudad de Wau. Los tres políticos fueron liberados luego.
    La ONG Human Rights Watch (HRW) dice que la precondición para unas elecciones justas y la estabilidad en el país es ocuparse de las tácticas represivas del Gobierno –que incluye la manipulación del conflicto local apoyando a la milicia para potenciar las tensiones inter étnicas- y restaurar las libertades políticas y el respeto por los derechos humanos.

    El proceso de paz, un camino sin madurar
    Para la investigadora Julie Flint es decepcionante la poca atención que se ha dedicado a la conferencia de la sociedad civil realizada en Doha a mediados de noviembre, el primer encuentro de este tipo realizado bajo el auspicio de la actual mediación.
    Así lo refiere en un artículo publicado en el blog Making Sense of Darfur del Social Science Research Council, editado por el analista Alex de Waal, especializado en este conflicto.
    “Dos semanas después –indica Flint- la única versión de la última Declaración de Doha proviene (previsiblemente) no de los mediadores, quienes no son mejores en la tarea de informar a los darfuríes de su trabajo de lo que fueron sus predecesores en Abuja; sino de uno de los presentes, Ali B. Ali-Dinar, [profesor del African Studies Center  en la University of Pennsylvania] quien la publicó en Sudan Tribune”.
    “En sólo tres días -continua la analista-, representantes de los tres estados de Darfur, incluyen residentes de Jartum y de la diáspora, consiguieron lo que los movimientos armados siguen sin lograr: acordar una posición unificada. Lo más sorprendente de la conferencia es la intensidad con la que los darfuríes ‘normales’ se han preparado para ello y como, una vez en Doha, reelaboraron el plan que les presentaba la Mediación (ver el informe de Ali sobre esto en Sudan Tribune). Los cuatro temas presentados a discusión (tierra, reparto del poder, sociedad civil y temas generales) se convirtieron inmediatamente en siete; con la inclusión de acuerdos de seguridad y desarme; reparto de la riqueza; y desarrollo social, justicia, reconciliación y retorno. El capítulo de la tierra se expandió para hacer una mención más específica a los ‘guías nómadas’”.

    Situación legal también pendiente

    El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno Ocampo, dijo al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que su oficina estaba considerando la posibilidad de acusar a más funcionarios sudaneses que niegan firmemente los crímenes de guerra y se involucran en disimular la verdad sobre lo que está sucediendo en Darfur. El fiscal dijo que al-Bashir no sólo utilizó las agencias del estado para cometer serios crímenes en Darfur sino que también las utilizó como herramientas para engañar a la comunidad internacional. Abdel Mahmoud Abdel Halim, el embajador sudanés ante la ONU calificó estas declaraciones recogidas por Radio Dabanga como irrelevantes y falsas.

    Reconstrucción, desarrollo y paz

    Los Derechos Humanos de los niños y las niñas

    03.02.2017

    Darfur: Unamid acoge con satisfacción la orden del JEM contra los niños y niñas soldado. La Unamid (La Operación híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas para Darfur) ha acogido con satisfacción la renovada orden de mando emitida por el Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI, siendo sus siglas en inglés JEM) el pasado 25 de enero de 2017, que prohíbe el reclutamiento y el uso de niños y niñas en sus filas, junto con otras violaciones contra sus derechos.

    Newsletter

    Para estar al día de las novedades de Darfurvisible.org

    Suscripción »

    Newsletter
    Agenda
    Info Online

     SUNA

     • Foreign Ministry Summons Western Diplomats to Inform about South Sudan Support to Rebels

     • Joint Sudan and South Sudan Security Committee Submits Recommendations to Defense Ministers of the two Countries

     • Delegation of Burkina Faso acquainted on National Assembly's experience in hosting conferences

     Radio Dabanga

     • Report: North Darfur gold mine conflicts not inter-tribal; Sudan regime behind them

     • Detained women on hunger strike in North Kordofan prison, Sudan

     • Attack on Abu Karshola leaves 411 Sudan soldiers dead: rebels