ACNUR Euskal Batzordea
Género y Paz VisiblesDarfur VisibleCongo R.D. Visible
  • Actualidad
  • Artículo
  • Actualidad - Situación de Sudán

    Sudán Sur: Consulta de independencia

    DV, Darfur Visible ACNUR Euskal Batzordea / Sudán Sur / 10.01.2011
    20111108087201011190951330569Peter_MartellIRIN.jpg
    Funcionarios del SSRC animan a votar en Juba. Foto: © Peter Martell/IRIN

    Al mismo tiempo, el conflicto de Darfur se sigue desarrollando entre la violencia y los intentos de negociaciones de paz.

    El domingo 9 se inició el Sudán Sur el referéndum destinado a determinar la voluntad del pueblo respecto de una posible independencia de la región, dando forma a un nuevo país africano.
    Las votaciones se extenderán hasta el día 15 de enero y las encuestas y opiniones recogidas en medios de comunicación de distintos puntos del planeta auguran un resultado mayoritariamente positivo a la autodeterminación.
    Si bien las primeras observaciones hablan de un proceso ordenado y correcto en cuanto a la logística, la violencia mancha el proceso, con la muerte de al menos 23 personas en la zona fronteriza norte-sur de Abyei.
    Al menos el 60 por ciento de los 4 millones de personas convocadas a las urnas debe acudir para que el resultado, que se conocerá en la segunda quincena de febrero, sea dado por válido.
    Datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, OCHA, indican que más de 120.000 personas han viajado a Sudán Sur desde noviembre de 2010 para participar en la votación. Este movimiento humano podría provocar una crisis humanitaria en la región. Algunas ONG presentes allí ya trabajan para evitar posibles consecuencias graves.
    En caso de independencia, el Acuerdo de Paz Global (CPA) firmado en 2005 exige que Sudán Sur espere hasta el 9 de julio para realizar la declaración.

    Mirando desde afuera
    Entre los observadores internacionales se encuentra el actor estadounidense George Clooney, quien celebró el ver “cómo un pueblo elige su libertad”, al tiempo que presentaba el Satellite Sentinel Project, destinado a supervisar desde el cielo los sucesos de estos días.
    Asimismo, tras el primer día de votaciones, las misiones de observadores independientes internacionales de la Unión Africana (UA), The Carter Center, la Unión Europea (UE), la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) y la Liga Árabe (LA) declararon conjuntamente que “felicitaban a las partes firmantes del CPA, la Southern Sudan Referendum Commission (SSRC) y el Southern Sudan Referendum Bureau (SSRB) por sus esfuerzos para organizar y facilitar el proceso de referéndum”. Por otra parte, instaban a todas las partes y a la población de Sudán a trabajar por un referéndum pacífico e inclusivo que respete los derechos de la ciudadanía a votar libres de cualquier intimidación, coerción o violencia; y a la SSRC y el SSRB a trabajar con transparencia durante la etapa post-electora, permitiendo una compilación y tabulación de votos exacta y mantener un entorno pacífico hasta los resultados definitivos. Por último, los observadores expresaron su beneplácito por el compromiso renovado por las partes de respetar totalmente el resultado del referéndum y el veredicto de la población de Sudán Sur.
    Con similares palabras se hicieron presentes el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon; el Presidente de los Estados Unidos de América, Barak Obama; y el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Franco Frattinni; entre otras autoridades internacionales.

    Oro negro en el sur
    Estas elecciones son parte de lo acordado en el CPA entre el Gobierno de Sudán y el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán, SPLM.
    Uno de los temas centrales en las negociaciones pasadas y presentes es que Sudán Sur es la principal fuente del petróleo que Sudán refina y comercia. Este insumo representa el 98 por ciento de los ingresos del sur y el 60 por ciento de los del país. Para conseguir beneficiarse de este recurso, ambas partes dependen mutuamente y existen acusaciones cruzadas de acciones fraudulentas en el proceso.
    Quizás ese es el motivo por el cual el Gobernador de Darfur Sur, Abdel-Hamid Mousa Kasha, anunció que había comenzado la exploración en busca de petróleo en octubre de 2010.
    El petróleo está considerado además como crucial para obtener los fondos necesarios para el desarrollo de la región. Las discusiones en Doha han incorporado el tema por primera vez.
    Asimismo, en diciembre, el ministro de Petróleo sudanés, Lual Deng Achwel, se reunió con los vicepresidentes de las compañías petroleras del país para debatir el modo de incrementar la producción y acelerar el proceso de exploración en diferentes puntos del país.
    Durante el encuentro llevado a cabo en las oficinas de Petrodar Oil Company en el campo de Faluj, Alto Nilo, el ministro repasó el trabajo de las compañías y revisó con sus representantes los impedimentos que entorpecen la producción petrolera.
    Según la agencia oficial de noticias SUNA, Achwel instó a los empresarios a seguir “de cerca y gran espíritu patriótico” el trabajo en sus compañías con la atención puesta en lo técnico para alcanzar el incremento previsto en el próximo período, 740.000 barriles al día para 2015.
    Actualmente, casi el 80 por ciento de la producción diaria (490.000 barriles) proviene de los campos en Sudán Sur, pero las tuberías que transportan el crudo a las terminales de exportación y refinerías transcurren por territorio de Sudán Norte. Desde el Acuerdo de Paz Global (CPA) de Sudán de 2005, ambas parten han estado dividiendo el procesamiento de petróleo crudo.
    El conflicto de Darfur está por tanto directamente vinculado con la situación de Sudán Sur, el resto del país y la región africana; así como con la actualidad política y económica mundial. No son por tanto, Darfur y Sudán Sur, competidores que se jueguen la atención internacional sino situaciones entrelazadas que esperan, requieren y merecen una solución justa y por lo tanto pacífica y sostenible.

    Desde el oeste, Darfur observa el referendum
    En Darfur hay 20 centros de votación para 23.000 personas votantes registrados allí. La Misión Conjunta de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Africana (UA) para Darfur, UNAMID, no ha registrado incidencias en ninguna de ellos.
    El conflicto surgido en febrero de 2003 en Darfur se encuentra en este momento en plena fase de negociaciones. En Doha se reúnen representantes del Gobierno de Sudán y la mayoría de los movimientos armados de la región, junto con un equipo de mediación conjunta de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Africana (UA).
    Sin embargo, a la cita no asiste uno de los grupos más importantes de Darfur, la facción del Movimiento de Liberación de Sudán (SLM) liderada por Abdel Wahid, quien argumenta que no escuchará a Jartum hasta que no se garantice la seguridad de la población civil y desplazada en la región.
    El 30 de diciembre el Gobierno de Sudán comunicó que abandonaba Doha aunque continuaría el tema en Sudán. Pero el 4 de enero, al-Tijani al-Sissi, presidente del Movimiento de Liberación y Justicia (LJM), confirmó “que las negociaciones llegaron a su conclusión” y que estaban “aguardando el documento final de paz".
    El Movimiento Justicia e Igualdad (JEM) negocia desde noviembre una tregua previa al acuerdo de paz; y la facción Minnawi del SLM, el único movimiento firmante del Acuerdo de Paz de Darfur (DPA) de 2006, se enfrenta ahora militarmente con las Fuerzas Armadas Sudanesas (FAS).
    El gobierno del sur de Sudán decidió el martes expulsar a los movimientos armados de Darfur de sus territorios y afirmaron que el sur no será punto de apoyo de ninguna oposición armada contra el norte de Sudán.

    Violencia que no cesa

    Mientras tanto, no llega la calma a la población. El pasado 7 de enero, un trabajador sudanés de CARE Internacional en Darfur fue asesinado por un grupo de asaltantes no identificados en un aparente robo en Graida, una ciudad a 80 kilómetros al sureste de Nyala, Darfur Sur. Las autoridades del gobierno investigan el suceso.
    Al mismo tiempo las, al menos, 7.800 personas (según el Comité Internacional de la Cruz Roja) desplazada recientemente a causa de las luchas entre movimientos rebeldes y tropas del Gobierno a finales de año en Shangil Tobaya y New Shangil Tobaya, Darfur Norte, han recibido las primeras provisiones de ayuda alimentaria.
    A finales de año también seguían los choques entre las tribus Misseriya y Ngok Dinkade de la vecina Abyei, provocando el caos y graves consecuencias humanitarias.

    La justicia internacional

    El procesamiento del Presidente sudanés, Omar al-Bashir, por la Corte Penal Internacional (CPI) es un elemento más del panorama sudanés.
    En julio del año pasado, La Haya dictó una orden de arresto contra alBashir por genocidio, acusándolo de intentar destruir a tres grupos étnicos: fur, masalit zaghawa.
    Esta orden se sumaba a la emitida en marzo contra el mandatario sudanés por crímenes de guerra y contra la humanidad.

    Reconstrucción, desarrollo y paz

    Los Derechos Humanos de los niños y las niñas

    03.02.2017

    Darfur: Unamid acoge con satisfacción la orden del JEM contra los niños y niñas soldado. La Unamid (La Operación híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas para Darfur) ha acogido con satisfacción la renovada orden de mando emitida por el Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI, siendo sus siglas en inglés JEM) el pasado 25 de enero de 2017, que prohíbe el reclutamiento y el uso de niños y niñas en sus filas, junto con otras violaciones contra sus derechos.

    Newsletter

    Para estar al día de las novedades de Darfurvisible.org

    Suscripción »

    Newsletter
    Agenda
    Info Online

     SUNA

     • Foreign Ministry Summons Western Diplomats to Inform about South Sudan Support to Rebels

     • Joint Sudan and South Sudan Security Committee Submits Recommendations to Defense Ministers of the two Countries

     • Delegation of Burkina Faso acquainted on National Assembly's experience in hosting conferences

     Radio Dabanga

     • Report: North Darfur gold mine conflicts not inter-tribal; Sudan regime behind them

     • Detained women on hunger strike in North Kordofan prison, Sudan

     • Attack on Abu Karshola leaves 411 Sudan soldiers dead: rebels