ACNUR Euskal Batzordea
Género y Paz VisiblesDarfur VisibleCongo R.D. Visible
  • Actualidad
  • Artículo
  • Actualidad - Situación internacional

    Políticas europeas bloquean el desarrollo del sur

    Daniel Puglisi, Communications officer CONCORD / Lome, Togo / 23.11.2011

    Según la confederación de ONGD europeas CONCORD, ciertas políticas europeas como las de agricultura, migraciones o comercio se contradicen y priman sobre sus propias políticas de desarrollo y cooperación. CONCORD reclama un cambio que beneficie al sur y al norte por igual.

    Gerard Karlshausen de la Confederación de ONG europeas para la ayuda y el desarrollo CONCORD afirma: “No se puede negar que las políticas europeas tienen efectos al otro lado del mar, como aquí mismo en Africa. Nuestro informe muestra que las políticas de agricultura, comercio y migraciones tienen impacto negativo en los países ACP obstaculizando los esfuerzos para reducir la pobreza global”.
    El informe que menciona Karlshausen fue presentado el 7 de noviembre en Lome, Togo, en coincidencia con la Asamblea del Parlamento Conjunto ACP (Países de Africa, Caribe y Pacífico)-UE, donde las personas responsables de Africa, Europa, Caribe y Pacífico se reúnen dos veces al año como parte del Acuerdo de Cotonou, Benin.

    Según el informe 2011:
    -    La agricultura en los países ACP continúa afectada negativamente por la Política Común Agrícola de la UE.
    -    Los países ACP están experimentando más expropiaciones debido a las demandas de biocombustible disparadas por la Política de Energía Renovable de la UE.
    -    Las migraciones y la seguridad humana también están afectadas por las políticas de la UE que no cumplen las obligaciones respecto de los derechos.
    -    La UE no cumple con el Tratado de Lisboa, Portugal, que declara que las políticas europeas deberían tener en cuenta los objetivos de desarrollo.
    -    Los mecanismos del Acuerdo de Cotonou que permiten investigar el impacto de las políticas de la UE en el desarrollo están mayormente en desuso.
    -    925 millones de personas padecieron hambrunas el año pasado, eso equivale a casi 1 de cada 7 personas en el planeta, según muestra el informe. Al mismo tiempo, un tercio de toda la comida producida por las personas se tira a la basura.

    En el evento de presentación, Salif Foulani Sissoko, agroeconomista de Mali, dijo: “Las políticas de la UE, pueden causar más daño que beneficio en el mundo en vías de desarrollo. En África, por ejemplo, vemos los efectos en nuestra producción agrícola donde no podemos competir con las importaciones europeas subsidiadas y más baratas”.
    Por su parte, Laus Gregersen, de CONCORD Dinamarca, opinó: “La UE debe darse cuenta de que la seguridad alimentaria global sólo puede lograrse si se permite que los países pobres se desarrollen y salvaguarden su propia producción interna sostenible”.
    “Para evitar el impacto de las políticas dañinas, debe haber más diálogo, particularmente entre las Delegaciones de la UE y las partes interesadas en los países ACP incluyendo a organizaciones de la población civil. Las delegaciones de la Asamblea del Parlamento Conjunto ACP-UE deberían abrazar la oportunidad que les brinda el Acuerdo Cotonou para comprometerse con este debate sobre el impacto de las políticas en el desarrollo. La asamblea debería nombrar a dos delegados o delegadas para reunir evidencia sobre las incoherencias de la política  y tratar de enmendar la situación”, añadió Pascal Erard de CFSI - Coordinación Sur.
    La UE invierte 53.000 millones de euros cada año en sus políticas de desarrollo, por lo cual es el mayor donante a nivel mundial. Pero la CONCORD considera que sin un claro compromiso por una Política de Desarrollo Coherente, los avances de desarrollo positivo obtenidos mediante los programas financiados por la UE seguirán severamente amenazados por el impacto de otras políticas europeas.


    Áreas claves, políticas claves
    Con este informe, CONCORD pretende descubrir algunas incoherencias entre las políticas de la UE y los objetivos del Desarrollo.
    Como se estipula en el Tratado de Lisboa, la UE se comprometió a erradicar la pobreza en los países en vías de desarrollo. Salvaguardar la prosperidad europea, no es contradictorio con el objetivo de mejorar los estándares de vida de la gente pobre en los países en vías de desarrollo. De hecho, la realidad del mundo actual interconectado es que lo primero no puede lograrse sin lo segundo. Según el artículo 208 del tratado, la Política de Desarrollo Coherente (PDC) es una obligación. El artículo implica que todas las políticas europeas deben ser un apoyo para las necesidades de desarrollo de los países en vías, o al menos no contradecir la erradicación de la pobreza. El principio de PDC presenta un acercamiento diferente que incorpora objetivos con términos más amplios y más largos en la estructuración de políticas. Junto con la política de desarrollo y la ayuda efectiva, la PDC es un instrumento significativo y complementario que puede provocar un impacto significativo sobre el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza y el respeto de los derechos humanos.
    En este informe, se aplica un acercamiento basado en los derechos humanos a las políticas de la UE que se evalúan con el criterio de la PDC.
    CONCORD reconoce los esfuerzos realizados hasta ahora, pero pide a la UE una implementación más sólida y apropiada de la PDC en todas sus políticas.
    Tras un capítulo de Marco institucional, el informe se organiza en cuatro capítulos temáticos de políticas: Seguridad alimentaria, Recursos naturales, Seguridad humana y Migraciones.

    Seguridad alimentaria
    Hoy en día, 925 millones de personas en todo el mundo padecen hambrunas. El acceso seguro a la comida segura es un derecho humano que todos los estados están obligados a respetar, proteger y cumplir mutuamente.
    La UE tiene una responsabilidad especial, por ser el actor más grande en el comercio agrícola. Reconocer el derecho a la comida requiere cambios tanto en los modelos de producción como mejoras en el acceso a comida accesible y nutritiva.
    En este contexto, la UE tiene que cambiar algunas de sus políticas que afectan la seguridad alimentaria en los países pobres del mundo: comercio, agricultura, regulación financiera, clima e inversión en tierras extranjeras. La reforma de la Política Común de Agricultura de la UE es una oportunidad decisiva para demostrar la voluntad de la unión para facilitar la transición de los países en vías de desarrollo hacia su propia provisión de alimentos.
    Esto requiere que la UE reconozca que la creciente demanda global de alimentos no legitima los subsidios a las exportaciones europeas. La UE debe mostrar más esfuerzo para hacer que la PDC sea un elemento operativo de la CAP. Para limitar la excesiva volatilidad del precio de los alimentos tanto para personas productoras como consumidoras, la UE debe también liderar el camino para mejorar la gobernabilidad internacional sobre la seguridad alimentaria basada en el derecho a la alimentación.
    Además de la regulación de mercados, el acopio de alimentos de reserva puede ayudar tanto a salvaguardar la seguridad alimentaria como a mantener la estabilidad de precios. Las políticas de la UE que dirigen las tendencias globales tales como expropiación de tierras deben incluir fuertes criterios de sostenibilidad que cubran los aspectos sociales y medioambientales, especialmente en cuanto a producción de biocombustibles.

    Recursos naturales
    Muchos países ricos en recursos naturales están entre los más pobres del mundo. La ciudadanía no se beneficia de las riquezas naturales presentes en la tierra que habitan. Sin embargo, los tratados internacionales de derechos humanos establecen que los hombres y mujeres del mundo tienen derecho a beneficiarse de estos recursos. Los recursos naturales constituyen un componente crucial para lograr el desarrollo humano y social, siempre que se los utilice de un modo sostenible.
    La UE es uno de los actores que desarrollan estrategias agresivas para acceder a los recursos de los países en vías de desarrollo, indica CONCORD.
    Las autoridades de la UE tienen por lo tanto obligación de asegurar que sus políticas de importación desde estos países no obstaculicen los objetivos del desarrollo o conduzca directa o indirectamente a situaciones de sufrimiento o violaciones de derechos humanos.
    El objetivo de un 10 por ciento de “energías renovables para el transporte” de la Directiva Europea de Energía Renovable (RED) supone desafíos para los objetivos de desarrollo. La RED aumenta la presión particularmente sobre la tierra y el agua. La UE debe revisar su política e imponer fuertes criterios de sostenibilidad. Por otra parte, la Iniciativa Europea de Materias Primas carece de incentivos para que los países en vías de desarrollo se comprometan en procesos de valor agregado a los recursos extraídos, algo que debería ser alentado por la UE.
    El primer paso para permitir que los países en vías de desarrollo hagan un uso eficaz de sus recursos naturales es asegurar mayor transparencia y supervisión pública a las ganancias que los gobiernos obtienen de las compañías de extracción multinacionales.
    La UE debe ayudar requiriendo a todas las compañías europeas involucradas en la extracción de recursos que divulguen su información financiera.

    Seguridad humana
    Tras el concepto de seguridad humana están los derechos fundamentales a la vida, a la seguridad física y a no enfrentarse a muertes prevenibles o prematuras. La seguridad humana y la justicia deben ser consideradas derechos básicos y debería proporcionárselas para beneficio de las personas en respeto a sus derechos y en respuesta a sus sentimientos de seguridad.
    Las agendas europeas de seguridad y desarrollo reconocen que no puede haber “desarrollo sostenible sin paz y seguridad; y que sin desarrollo y erradicación de la pobreza no habrá paz sostenible”. Sin embargo, pocos progresos se han hecho para poner en práctica políticas que gestionen apropiadamente esta vinculación. Las políticas de seguridad de varios países miembros de la UE muestran claramente choques entre intereses propios económicos y de seguridad y la PDC. La UE no debería avanzar en sus intereses económicos y de seguridad en detrimento de los países socios y su población. Para evitar el daño y aprovechar las oportunidades de construir la paz a largo plazo, las políticas de la UE deben ser más “sensibles al conflicto” y adoptar una perspectiva preventiva a largo plazo. A pesar de la Posición del Consejo de 2008, las exportaciones de armas de la UE a conocidos abusadores de derechos humanos y zonas de conflicto siguen siendo una realidad. Las exportaciones de armas son una inmensa amenaza a la seguridad humana y dificultan seriamente el desarrollo sostenible. Se deben establecer mecanismos adecuados para garantizar que se respete el control de las exportaciones de tecnología y equipamiento militares, de acuerdo con la obligación de la PDC.

    Migraciones
    Desde hace un tiempo, las migraciones están en el centro de los debates de políticas europeas. En la UE viven actualmente unos 31,8 millones de personas inmigrantes. Todas las personas han tenido la misma posibilidad de ejercer su derecho a migrar o quedarse en su país, pero más allá de qué decisión tomaran, su derecho a vivir dignamente debería ser respetado. La falta de trabajo decente sigue siendo un factor decisivo que empuja a la migración económica; mientras que en el otro extremo del viaje migratorio, el acceso a un empleo adecuado presenta importantes desafíos para la integración de las personas migrantes en sus países de acogida. Una tendencia común en las iniciativas de la UE es el manejo de los flujos migratorios con miras a concretar los objetivos económicos europeos de manera unilateral, sin explorar todo el potencial que ofrecen las migraciones y el desarrollo, lo que podría beneficiar a las personas inmigrantes, al país de origen y al de acogida. La perspectiva restrictiva de la actual política migratoria de la UE, guiada por la Perspectiva Global Europea a las Migraciones no tiene consideración por las consecuencias para el desarrollo y los requerimientos de derechos humanos. Los temas de trabajo decente y ocupación son claves que las políticas europeas de migración e integración tienen que considerar más en profundidad, alineándolas con las obligaciones de la PDC. La implementación de protección legal y social para las personas inmigrantes tiene que mejorar en la UE tanto como a nivel global. En este sentido, la UE debería utilizar sus influencias internacionales para promover estándares internacionales de protección a las personas trabajadoras inmigrantes. Los estados miembros también deben firmar, ratificar e implementar la Convención internacional de las Naciones Unidas (ONU) para la protección de las personas trabajadoras inmigrantes y sus familias.

    Documentos fundamentales para acciones urgentes

    Tratado de Lisboa
    El Tratado de Lisboa entró en vigencia el 1º de diciembre de 2009 y proporciona a la UE métodos de trabajo optimizados e instituciones modernas para enfrentar los con eficacia y eficiencia los desafíos del mundo actual, como la globalización, los cambios climáticos y demográficos, la seguridad y la energía.
    El artículo 208 de Tratado de Lisboa establece que “La unión tendrá en cuenta los objetivos de la cooperación al desarrollo en las políticas que implemente que pudieran afectar a los países en vías de desarrollo”.

    Política de Desarrollo Coherente
    Se trata de asegurar que los objetivos de la política de cooperación al desarrollo europea no están obstaculizados por otras políticas de la unión, tales como clima, comercio, energía, agricultura, migraciones y temas financieros. Estos temas están destacados en el informe de CONCORD.

    CONCORD
    La Confederación de ONG europeas para la ayuda y el desarrollo está integrada en 2011 por 26 asociaciones, 18 redes internacionales 1 un miembro asociado que representan unas 1.800 ONG en toda Europa. Sus miembros son plataformas de ONG nacionales y redes de ONG internacionales.
    CONCORD lidera acciones políticas y de reflexión y participa regularmente en diálogos con las instituciones europeas y organizaciones de a sociedad civil. Su principal objetivo es mejorar el impacto de las ONG de desarrollo europeas en relación directa con las instituciones europeas combinando experiencia y responsabilidad.

    Libertad y democracia

    Marcha del día 8 de marzo

    27.03.2017

    El día 8 de marzo se realizó una marcha en la ciudad de Bilbao conmemorando el Día Internacional de las Mujeres, en el que participó ACNUR Euskal-Batzordea.

    Reconstrucción, desarrollo y paz

    Los Derechos Humanos de los niños y las niñas

    03.02.2017

    Darfur: Unamid acoge con satisfacción la orden del JEM contra los niños y niñas soldado. La Unamid (La Operación híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas para Darfur) ha acogido con satisfacción la renovada orden de mando emitida por el Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI, siendo sus siglas en inglés JEM) el pasado 25 de enero de 2017, que prohíbe el reclutamiento y el uso de niños y niñas en sus filas, junto con otras violaciones contra sus derechos.

    Newsletter

    Para estar al día de las novedades de Darfurvisible.org

    Suscripción »

    Newsletter
    Agenda
    Info Online

     SUNA

     • Foreign Ministry Summons Western Diplomats to Inform about South Sudan Support to Rebels

     • Joint Sudan and South Sudan Security Committee Submits Recommendations to Defense Ministers of the two Countries

     • Delegation of Burkina Faso acquainted on National Assembly's experience in hosting conferences

     Radio Dabanga

     • Report: North Darfur gold mine conflicts not inter-tribal; Sudan regime behind them

     • Detained women on hunger strike in North Kordofan prison, Sudan

     • Attack on Abu Karshola leaves 411 Sudan soldiers dead: rebels