ACNUR Euskal Batzordea
Género y Paz VisiblesDarfur VisibleCongo R.D. Visible
  • Actualidad
  • Artículo
  • Actualidad - Situación internacional

    AI:“Armas chinas, rusas y bielorrusas en Darfur"

    Agnė Stankevičiūtė, Prácticas ACNUR Euskal Batzordea / Sudán / 12.03.2012

    Las armas de China, Rusia y Bielorrusia estarían avivando las graves violaciones de derechos humanos que se cometen en Darfur, según un informe de Amnistía Internacional publicado el 8 de febrero.

    En el informe “Sudan: No end to the conflict in Darfur” Amnistía Internacional (AI) ha apuntado que Rusia, China y Bielorrusia suministran armas y municiones a Sudán a pesar de la existencia de pruebas contundentes de que estas armas son posteriormente usadas contra la población civil en Darfur. Entre el armamento enviado habría munición, helicópteros y aviones de combate, cohetes aire-tierra y vehículos blindados. “China y Rusia están vendiendo armas al Gobierno de Sudán pese a tener pleno conocimiento de que es probable que muchas de ellas terminen utilizándose para cometer violaciones de derechos humanos en Darfur”, ha manifestado Brian Wood, experto en cuestiones militares y policiales de AI.  Según el informe, tanto las Fuerzas Armadas de Sudán como las milicias respaldadas por el Gobierno, entre las que se encuentra la Fuerza de Defensa Popular, utilizan estas armas en Darfur.
    Amnistía Internacional ratifica de este modo un informe que realizaba el Grupo de Expertos de la ONU en octubre de 2006, sobre violaciones al embargo impuesto dos años antes.
    Por ejemplo, AI dice que las Fuerzas Armadas, otras agencias de seguridad sudanesas y las milicias respaldadas por las FAS están utilizando en Darfur armas pequeñas y municiones fabricadas en China. Asimismo, la entidad  encontró en 2011 munición con códigos de fabricación chinos de 2010 también en Kordofan Sur .
    Respecto a Rusia, AI ha informado sobre una serie de ataques aéreos contra objetivos tanto militares como civiles en los que se utilizaron helicópteros Mi-24 y aviones de transporte Antonov. "Una fotografía tomada en el aeropuerto de San Petersburgo, en mayo de 2011, muestra un nuevo helicóptero artillado Mi-24P pintado con el emblema de las Fuerzas Armadas de Sudán que, al parecer, aguardando a ser exportado a Sudán", ha manifestado AI.
    Asimismo, la organización afirma tener pruebas del uso de cohetes aire-tierra "fabricados en varios países de la antigua Unión Soviética" en ataques lanzados en Darfur y otros lugares del país.
    Por otra parte, Sudán ha seguido importando un número significativo de vehículos blindados así como 15 aviones Sukhoi-25 entre 2008 y 2010 desde Bielorrusia, ha manifestado AI.

    Resoluciones de embargo que no se respetan
    El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSONU), en su resolución 1556, de 30 de julio de 2004, impuso un embargo de armas a los grupos no gubernamentales de Darfur. El 29 de marzo de 2005, el Consejo de Seguridad de la ONU amplió el embargo de armas a todas las partes en el conflicto de Darfur -de modo que incluyera a las fuerzas armadas gubernamentales y a los grupos armados no gubernamentales- y subordinó cualquier desplazamiento de equipo militar y suministros del Gobierno a la región de Darfur a la aprobación previa del Comité de Sanciones a Sudán del CSONU.
    En octubre de 2006, el Grupo de Expertos de la ONU informaba: “Todas las partes que intervienen en Darfur continúan violando abiertamente el embargo de armas. Siguen entrando armas, en particular armas pequeñas, munición y equipo militar a los estados de Darfur, desde varios países de la región de Sudán”.
    AI publicó un informe parecido al último en 2007 donde afirmaba que se seguía transfiriendo armas, municiones y material afín con destino a las operaciones militares que se desarrollaban en Darfur, suministradas a Sudan desde China y Rusia.
    En su informe más reciente AI repite la denuncia y declara que “para prevenir nuevas violaciones graves de derechos humanos, es preciso suspender de inmediato todas las transferencias internacionales de armas a Sudán, y ampliar a todo el país el embargo de armas de la ONU”. Más adelante agrega: “Este embargo debe seguir siendo supervisado por un grupo de expertos de la ONU dotado de recursos suficientes que informe regularmente al Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad”.
    Por último, AI pide a Naciones Unidas que exija  al Gobierno de Sudán que cumpla con el embargo de armas existente, ponga fin a los vuelos militares ofensivos y solicite autorización previa a la ONU para introducir equipo y suministros en Darfur, tal como indican las resoluciones.
    Rusia, China y Bielorrusia rechazan las acusaciones
    Alexander Lukashevich, portavoz del Ministerio del Exterior de Rusia, declaró que Moscú exporta armas a Sudán en el ámbito del derecho internacional y solo si tiene la garantía de que no se utilizarán en Darfur. Lukashevich dijo además que los grupos de Darfur que luchan contra el Gobierno sudanés también habían adquirido armas de contrabando procedentes de otros países.
    Asimismo, el diplomático ruso dijo que no ve alguna razón que amerite aplicar más sanciones, haciendo hincapié en la importancia de aprovechar al máximo los mecanismos relacionados con el embargo existente. "En este momento no hay necesidad de introducir sanciones adicionales contra Sudán", dijo Lukashevich.
    El portavoz de Asuntos Externos de Sudán, Al-Obaid Adam Marawih, describió las acusaciones que figuran en el informe de AI como los primeros pasos de “un plan internacional para imponer una zona de exclusión aérea sobre el país y allanar el camino para la entrada de grupos de ayuda extranjeros en regiones controladas por los rebeldes como Kordofan Sur y Nilo Azul”, según recoge el periódico digital Sudan Tribune.  
    China y Bielorrusia han negado siempre que hubiera violaciones de embargo de armas impuesto a Sudán.
    El pasado 17 de febrero, el Consejo de Seguridad de la ONU extendió por un año el mandato del Panel de Expertos encargado de la aplicación de las recomendaciones para Sudán y le asignó la tarea de evaluar los avances hacia la reducción de la violencia, particularmente en Darfur. La misma resolución establecía su intención de imponer sanciones selectivas a las personas o entidades que cometieran actos violentos contra la población civil en Sudán.
    Según cálculos publicados por AI, unas 70.000 personas se vieron forzadas a huir del este de Darfur en 2011 tras una oleada de ataques contra la comunidad zaghawa por parte del Ejército, respaldado por milicias pro gubernamentales.

    Reconstrucción, desarrollo y paz

    Los Derechos Humanos de los niños y las niñas

    03.02.2017

    Darfur: Unamid acoge con satisfacción la orden del JEM contra los niños y niñas soldado. La Unamid (La Operación híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas para Darfur) ha acogido con satisfacción la renovada orden de mando emitida por el Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI, siendo sus siglas en inglés JEM) el pasado 25 de enero de 2017, que prohíbe el reclutamiento y el uso de niños y niñas en sus filas, junto con otras violaciones contra sus derechos.

    Newsletter

    Para estar al día de las novedades de Darfurvisible.org

    Suscripción »

    Newsletter
    Agenda
    Info Online

     SUNA

     • Foreign Ministry Summons Western Diplomats to Inform about South Sudan Support to Rebels

     • Joint Sudan and South Sudan Security Committee Submits Recommendations to Defense Ministers of the two Countries

     • Delegation of Burkina Faso acquainted on National Assembly's experience in hosting conferences

     Radio Dabanga

     • Report: North Darfur gold mine conflicts not inter-tribal; Sudan regime behind them

     • Detained women on hunger strike in North Kordofan prison, Sudan

     • Attack on Abu Karshola leaves 411 Sudan soldiers dead: rebels