ACNUR Euskal Batzordea
Género y Paz VisiblesDarfur VisibleCongo R.D. Visible
  • Actualidad
  • Artículo
  • Actualidad - Corte Penal Internacional

    Opiniones desiguales tras la decisión de La Haya

    DV, Darfur Visible ACNUR Euskal Batzordea / Darfur / 11.03.2009
    20093125900mundo-JanKratena-small.jpg
    Foto: Jan Kratena

    Desde el mundo Árabe, Oriente, Occidente, las organizaciones internacionales y distintas fuerzas sudanesas se alzaron voces a favor y en contra de la resolución de la corte de La Haya de emitir una orden de arresto contra el Presidente sudanés.

    Gobiernos y organizaciones internacionales han reaccionado inmediatamente ante la orden de arresto emitida el miércoles 4 de marzo contra el Presidente sudanés, Omar Hassan al-Bashir, acusado de cinco por crímenes contra la humanidad (asesinato, exterminio, deportación forzosa, tortura y violación), y dos por crímenes de guerra (ataques a civiles y saqueos).

    Se trata del primer jefe de Estado en funciones acusado por la Corte Penal Internacional (CPI). El fiscal Luis Moreno Ocampo había pedido también el procesamiento por genocidio pero la corte de La Haya estimó que no había material suficiente para emitir ese cargo, aunque instó al fiscal a proveer más datos.

    Contra la orden de arresto
    Desde África y el mundo árabe se presentaron opiniones en general opuestas a la decisión de la corte. En julio de 2008, poco después de que el fiscal anunciara la apertura del caso contra al-Bashir, el secretario general de la Liga Árabe, el egipcio Amro Moussa, visitó a Al Bashir en Jartum para informarle los detalles de dos medidas adoptadas el 19 de julio en El Cairo en una reunión urgente de cancilleres, según informaba la Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS).
    El plan apuntaba a convocar una reunión internacional de alto nivel para relanzar el proceso de paz en Darfur, trazar una hoja de ruta con plazos y pedir la colaboración de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Africana (UA) y la Unión Europea (UE).
    Musa subrayó entonces el interés de las naciones árabes en atender la situación en esa azotada región sudanesa. "Estamos firmemente comprometidos con la defensa de los derechos humanos, la soberanía y la paz en Darfur, a pesar de las numerosas acusaciones que se formulan a la Liga Árabe", indicó.
    Sin embargo, hay matices divergentes entre las opiniones de los países árabes con respecto a la competencia de la corte. Y las opiniones se diversifican aún más cuando se incluye al resto del mundo.
    Por ejemplo, Jartum ha iniciado diálogos con China, Rusia y Libia, países que desde un principio expresaron su oposición a la medida, buscando una posible postergación o anulación de la medida contra al-Bashir.

    A favor de la medida
    Por otra parte, algunas voces del gobierno estadounidense apoyaron la decisión, mientras que otras se mantenían más neutrales.
    Francia, el Reino Unido, Alemania, la presidencia de la Unión Europea (UE) y el Secretario General de las Naciones Unidas (ONU) pidieron a Sudán que colaborara con la Corte Penal Internacional.
    Las posturas más radicales llegaron del lado de los movimientos rebeldes de la región de Darfur.
    Los países que no han  ratificado el Estatuto de Roma, no reconocen la jurisdicción de la corte en su territorio y si al-Bashir se trasladara a estos países no tendrían la obligación de entregarlo a la justicia. De los países mencionados en este artículo, no han adherido al estatuto: Arabia Saudí, Argelia, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Etiopía, Libia, Líbano, Qatar, Rusia, Sudán.
    En cambio, sí han adherido al estatuto Alemania, Bélgica, Chad, España, Finlandia, Francia, Jordania, Reino Unido.

    Jartum reacciona ante el anuncio
    En su primera reacción oficial tras la decisión de La Haya el 4 de marzo, el Ministerio de Información de Sudán anunciaba su rechazo a la orden de arresto y recordaba que el país no reconocía la jurisdicción de la corte en los crímenes de Darfur. En el mensaje también convocaba a la UA, la Liga Árabe, la Organización de la Conferencia Islámica, el Movimiento de los no-alineados y el Grupo de los 77 a “retirar a la corte cualquier legitimidad, ya que ésta abusaba de ella con fines políticos”.
    Jartum pretendía que la Liga Árabe pidiera la cancelación de la jurisdicción de la CPI en Darfur, otorgada por la ONU en 2005, alegando su ilegalidad. Pero la liga no llegó a un consenso al respecto. Sin embargo, tanto esta organización como la Unión Africana anunciaron el 5 de marzo que continuarían trabajando, coordinadamente, por una postergación del proceso contra al-Bashir con la intención de que se avance en una solución para la crisis de Darfur.
    Más allá de sus gestiones políticas el Gobierno sudanés recurrió a otro tipo de estrategias de presión. En una reacción inmediata -y premeditada según oficiales de la ONU quienes afirman que el movimiento estaba preparado-, las autoridades locales de Darfur expulsaron a 13 ONG extranjeras y disolvieron dos grupos de derechos humanos, el mismo día del anuncio de la corte.
    Algunos observadores indicaron que esta acción es parte del plan de Sudán para presionar a la comunidad internacional para que suspenda la jurisdicción de la CPI sobre los crímenes de Darfur. Según el líder del rebelde Movimiento de Liberación de Sudán (SLM), Abdel Wahid al-Nur, esta expulsión pone en riesgo a más de un millón de personas y tiene el objetivo de eliminar cualquier testigo antes de renovar los ataques sobre los civiles y recomenzar la violencia en la región.
    Según la ONU, unas 6500 personas trabajadoras nacionales e internacionales -el 40 por ciento de las fuerzas humanitarias en Darfur-, están abandonando la zona obedeciendo la orden gubernamental. Se estima que 4,7 millones de personas dependen de esta ayuda en Darfur, incluyendo a 2,7 millones de personas desplazadas.

    Fracciones internas
    Pero incluso dentro del propio Gobierno existen divergencias. Según la agencia oficial SUNA, el asesor presidencial Minni Arkoy Minnawi habría dicho que él estaba comprometido a implementar el Acuerdo de Paz de Darfur (DPA), en una reunión con representantes de los poderes políticos sudaneses y movimientos civiles en la residencia de al-Bashir. Las declaraciones se publicaron el día en que la corte emitió la orden de arresto contra el Presidente, aunque Minnawi no hizo ninguna mención específica a ella.
    Minnawi, líder de una de las facciones escindidas del SLM, accedió al poder como representante de la única fuerza rebelde firmante del DPA, en 2006.
    A pesar de no estar satisfecho con el progreso realizado hasta el momento, Minnawi afirmó en esa reunión que “quería evitar cualquier retroceso en el proceso de paz”; así como que reforzar la justicia nacional era la “solución ideal” para muchos problemas en el contexto del conflicto de Darfur.
    Anteriormente, el asesor presidencial había expresado su respaldo a las investigaciones de la CPI, distanciándose de la postura del Partido Nacional del Congreso, el de al-Bashir, en el poder.

    Los grupos rebeldes
    Por su parte, el líder del rebelde Movimiento de Liberación de Sudán (SLM), Abdel Wahid al-Nur, pidió a la comunidad internacional -y “en especial los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU”- que presione al Gobierno sudanés para que colabore con la corte y permita a los trabajadores humanitarios aliviar las necesidades de la población desplazada en Darfur.
    Apenas 24 horas después del anuncio de procesamiento, Wahid realizó este pedido tras expresar su disposición para cooperar con la corte internacional. El líder rebelde agregó que el arresto de al-Bashir terminaría con el conflicto armado y ayudaría a resolver el conflicto pacíficamente.
    Según informaba la cadena británica BBC, el rebelde Movimiento por la Justicia y la Igualdad (JEM) aclamó a la decisión como “una victoria de la ley internacional” y pidió al Presidente sudanés que se entregara.

    Reacciones país a país ante la orden de arresto contra al-Bashir

    Alemania
    El ministro de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, pidió a Sudán que “respete la orden de arresto”. El comisario de derechos humanos, Guenther Nooke, dijo que la CPI contaba con todo el apoyo de Alemania y sus socios de la Unión Europea.

    China
    En un comunicado oficial del 5 de marzo, el vocero del Ministerio de Exteriores Qin Gang, reiteraba su rechazo y preocupación por la orden de arresto contra al-Bashir. Gang declaraban que la medida “perturbaría severamente el porceso politico en la región así como la paz y la estabilidad en el país”.
    Asimismo, Liu Guijin, representante del Gobierno en Darfur afirmaba que “China está profundamente preocupada por el tema”. “Si el Presidente fuera un criminal -decía-, ¿cómo podría la facción opositora considerarlo un negociador creíble en busca de reconciliación política?”

    Dinamarca
    El embajador danés, Norbert Braakuis, ordenó a todas las personas de Dinamarca en el país, muchas de las cuales son trabajadores humanitarios, que se reportaran a la embajada. Un diplomático de este país expresó claramente que su Gobierno estaba preocupado por el tema de Sudán.

    Egipto
    Al igual que otros países instó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) a invocar el artículo 16 del Estatuto de Roma, aunque su perspectiva ha sido muy moderada. En privado, ha urgido a Sudán a lidiar con la CPI por las vías legales. Lo mismo ha hecho Jordania y Arabia Saudita. Actualmente, Egipto ha buscado minimizar cualquier posibilidad de convencer al Consejo de Seguridad para que apruebe una postergación diciendo que “no hay garantías” de éxito en las negociaciones con los miembros del consejo máximo de las Naciones Unidas.
    El vocero del ministerio del Exterior Hussam Kaki dijo que el propósito de resolver en base al artículo 16 es “dar una oportunidad para alcanzar la estabilidad en Sudán y llegar a un acuerdo con respecto a Darfur”; y que, como Sudán declaró no estar preocupado por la CPI, no hay necesidad de que la Liga Árabe se pronuncie urgentemente al respecto. En la tarde del 4 de marzo, en un encuentro con líderes de las fuerzas políticas sudanesas, al-Bashir declaró que la decisión de la corte no afectaría el trabajo de su gobierno y que deseaba la continuidad de las conversaciones de paz en Doha.
    El ministro de Exteriores egipcio, Ahmed Aboul-Gheit, dijo que su país había previamente advertido de un tratamiento “irresponsable” del tema de Sudán, y destacaba en particular la necesidad de “un acuerdo integral y justo para Darfur”.

    Emiratos Árabes Unidos, Argelia y el Líbano
    Emitieron un comunicado expresando su rechazo e instó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) a invocar el artículo 16 del Estatuto de Roma, que suspendería el proceso contra al-Bashir por 12 meses, renovables indefinidamente.

    España
    La oficina de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores confirmó que el Gobierno español se adhería, como integrante de la Unión Europea, a las declaraciones realizadas por la Presidencia de esta organización el día 4 de marzo. En ella la Presidencia Checa de la UE  se expresó en nombre de toda la entidad internacional: “La UE reitera su completo apoyo y respeto a la Corte Penal Internacional su rol clave en la promoción de la justicia internacional”.

    Estados Unidos de América (USA)
    El 5 de marzo, el Departamento de Estado de USA declinó opinar sobre la acusación del Presidente sudanés, pero dijo que sus abogados harían una evaluación del tema. Por otra parte, Gordon Duguid, vocero del departamento, declaró ante la prensa en Washington que “quienes han cometido atrocidades deberían responder por la responsabilidad de sus crímenes”.
    Duguid afirmó también que el movimiento contra las agencias humanitarias “estaba anunciado” y que a él le parece “contrario a los propios intereses de Sudán y, sin duda, poco útil para la gente que necesita ayuda en el país”. Agregó que Jartum debería “reconsiderar su posición”.
    La administración actual presidida por Barack Obama declaró que está analizando si debe unirse o no a la corte. La secretaria de Estado, Hillary Clinton dijo el 4 de marzo que si al-Bashir creía que era acusado equivocadamente por crímenes de guerra podría defenderse ante la corte. “Ciertamente, él puede replicar”, dijo Clinton. Y agregó: “Espero que (la acusación) no conduzca a acciones violentas o castigos adicionales por parte del Gobierno de al-Bashir”.
    Los Estados Unidos de América (USA) han definido la situación en Darfur como genocidio, aunque sin dar nombres específicos de ningún culpable.
    La embajada estadounidense en Darfur ha autorizado la evacuación voluntaria de parte de su personal, después de la orden de arresto. Todas las embajadas occidentales han incrementado las medidas de seguridad tras la decisión de la Corte Penal Internacional, según el diario El País.
    El Presidente Barack Obama, calificó de inaceptable la expulsión de 13 ONG de la región, en una reunión con el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, en la Casa Blanca el 11 de marzo.

    Etiopía
    Condenó también la orden de arresto contra al-Bashir diciendo que está en contra de los intereses de Sudán y de África. El Gobierno del país donde se encuentra la sede central a de la Unión Africana recordó que la posición de la UA respalda al Presidente sudanés, Omar Hassan al-Bashir, y solicita que se anula la jurisdicción de la CPI sobre el caso de Darfur para resolverlo políticamente.
    “No sería sabio, prudente ni coherente con lo que serían los intereses de la gente de Sudán, nuestra sub-región ni toda África”, se podía leer en su declaración del 5 de marzo. “El Gobierno de Etiopía se ha entristecido por los últimos pasos dados y solicita al Consejo de Seguridad que responda favorablemente al pedido realizado por la UA, el cual representa el sentimiento de toda África”.

    Finlandia
    El enviado especial para el Cuerno de África y Sudán, Pekka Haavisto, se reunía el lunes 2 de marzo en Chad con el líder del rebelde Movimiento por la Justicia y la Igualdad (JEM), Gibril Ibrahim, delegado en las conversaciones de paz de Qatar con el Gobierno sudanés.
    Además de animar al JEM a continuar con el proceso, Haavisto declaraba su esperanza que todas las partes continuaran con las conversaciones, más allá de lo que decidiera la CPI. Destacó que no había solución militar posible para el conflicto de Darfur y enfatizó que la comunidad internacional presta gran atención también a los temas de derechos humanos dentro de los movimientos, expresando su deseo de que las disputas dentro del JEM pudieran resolverse por vías pacíficas.

    Francia
    “La lucha contra la impunidad es inseparable de la búsqueda de la paz en Darfur”, dijo el vocero del ministerio de Exteriores preguntado si la orden de arresto ayudaría a resolver la crisis de Darfur.

    Libia
    Muamar El Gadafi, calificó a la orden de detención como de "grave precedente contra la independencia de los países pequeños, su soberanía y sus elecciones políticas y las acciones de este tribunal son selectivas", en conversación telefónica con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, según informó la agencia oficial libia 'Jana'.

    Reino Unido
    El secretario de Exteriores, David Miliband, declaró: “Apoyamos el proceso independiente que ha conducido a esta decisión, que respetamos plenamente. Hemos exigido sistemáticamente al Gobierno de Sudán que cooperara con la corte en relación a las órdenes de arresto existentes. Rechazamos profundamente que el Gobierno no haya tomados seriamente estas acusaciones y que no se haya comprometido con la corte, y repetimos hoy el pedido de su colaboración”.
    El representante del país que colonizó Sudán hasta 1956 también enfatizó que el Gobierno de este país debería trabajar para implementar los acuerdos y compromisos de paz existentes.

    Rusia
    El 13 de febrero, el Gobierno ruso pedía al Consejo de Seguridad de la ONU que invocara el artículo 16 del Estatuto de Roma para suspender la persecución a al-Bashir.
    “Pensamos que su posición en el tema tiene mucho sentido porque creemos que es una situación muy compleja”, declaraba ante la prensa el embajador ruso ante las Naciones Unidas, Vitaly Churkin.
    “Hay que ser concientes de la necesidad de un proceso de paz en Darfur, hay que ser concientes de la necesidad de un desarrollo mayor de la presencia de UNAMID en Darfur y la situación de seguridad en el terreno”, pedía Churkin.

    Qatar
    El país que ha acogido las recientes conversaciones entre Jartum y el rebelde Movimiento para la Justicia y la Igualdad (JEM) ha declarado que rechaza la acción de la corte. El ministro de Asuntos Exteriores la ha denominado como “un precedente en las relaciones internacionales”. Y agregó: la orden de arresto “no contribuye a la seguridad o la estabilidad en la región de Darfur”. El 6 de marzo, el emir de Qatar, Sheik Hamad bin Khalifa al-Thani visitó Chad y propuso al Presidente Idriss Déby un encuentro con al-Bashir para firmar un acuerdo de no-agresión mutua, ya que existían reportes de fuerzas armándose a ambos lados de la frontera entre Chad y Sudán, así como crecientes tensiones entre los gobiernos.

    Las organizaciones internacionales una a una

    Liga Árabe
    A través de su Secretario General Amr Moussa, la liga de países árabes dijo que lidiar con la disputa de la CPI requiere analizar dos aspectos: las consideraciones de justicia y la estabilidad en Darfur; y pidió un tratamiento “racional y equilibrado” del procesamiento de al-Bashir.
    Según un artículo del Sudan Tribune del 6 de marzo, la Liga Árabe enviaría en conjunto con la Unión Africana (UA) otra delegación a New York, Estados Unidos de América, para reunirse con el Consejo de Seguridad con el objetivo de trabajar en una postergación, un mes después de un primer intento fallido al respecto.

    Naciones Unidas (ONU)
    Los integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU se encuentran divididos con respecto a la orden de arresto de la Corte Penal Internacional (CPI) contra el presidente de Sudán, Omar Al-Bashir y los efectos de ésta en la situación humanitaria de ese país, en particular en la región de Darfur.
    En una reunión cerrada, el Consejo discutió el impacto humanitario de la expulsión de 13 ONG anunciada por el gobierno de Sudán al darse a conocer la orden de la CPI.
    Durante esta sesión extraordinaria el 6 de marzo, los miembros del órgano de la ONU expresaron opiniones dispares con respecto a cómo abordar la actual coyuntura en Sudán: por un lado están los que opinan que se debe dar prioridad a la situación humanitaria y por otro, los que sostienen que ésta se debe ligar a la decisión de la Corte. Ibrahim Eldabashi, representante alterno de Libia, país que preside el Consejo, declaró a la prensa que durante las consultas se informó que la Unión Africana y la Liga de Estados Árabes enviarán una delegación de alto nivel a Nueva York, posiblemente el 15 ó 16 de este mes, para convencer a los miembros del órgano de seguridad de que aplacen el proceso legal abierto por la Corte contra Al-Bashir.

    Unión Africana (UA)
    Según un artículo del Sudan Tribune del 6 de marzo, la UA enviaría en conjunto con la Liga Árabe otra delegación a New York, Estados Unidos de América, para reunirse con el Consejo de Seguridad con el objetivo de obtener una postergación.
    Pocos días después del pedido de Moreno Ocampo, tanto la Liga Árabe como la Unión Africana (UA) pidieron a la CPI que postergue 12 meses la acusación contra Al-Bashir, para permitir que la justicia sudanesa tome el caso en sus manos.

    Unión Europea (UE)
    La Presidencia Checa de la UE  se expresó en nombre de toda la entidad internacional: “La UE reitera su completo apoyo y respeto a la Corte Penal Internacional su rol clave en la promoción de la justicia internacional”.
    El documento también declara: “Como se ha hecho repetidamente en el pasado, incluyendo el encuentro del consejo el 16 de junio de 2008, la UE urge al Gobierno de Sudán y todas las otras partes del conflicto a cooperar completamente con la CPI para cumplimentar sus obligaciones ante la ley internacional y combatir la impunidad en Darfur”.

    Libertad y democracia

    Marcha del día 8 de marzo

    27.03.2017

    El día 8 de marzo se realizó una marcha en la ciudad de Bilbao conmemorando el Día Internacional de las Mujeres, en el que participó ACNUR Euskal-Batzordea.

    Reconstrucción, desarrollo y paz

    Los Derechos Humanos de los niños y las niñas

    03.02.2017

    Darfur: Unamid acoge con satisfacción la orden del JEM contra los niños y niñas soldado. La Unamid (La Operación híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas para Darfur) ha acogido con satisfacción la renovada orden de mando emitida por el Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI, siendo sus siglas en inglés JEM) el pasado 25 de enero de 2017, que prohíbe el reclutamiento y el uso de niños y niñas en sus filas, junto con otras violaciones contra sus derechos.

    Newsletter

    Para estar al día de las novedades de Darfurvisible.org

    Suscripción »

    Newsletter
    Agenda
    Info Online

     SUNA

     • Foreign Ministry Summons Western Diplomats to Inform about South Sudan Support to Rebels

     • Joint Sudan and South Sudan Security Committee Submits Recommendations to Defense Ministers of the two Countries

     • Delegation of Burkina Faso acquainted on National Assembly's experience in hosting conferences

     Radio Dabanga

     • Report: North Darfur gold mine conflicts not inter-tribal; Sudan regime behind them

     • Detained women on hunger strike in North Kordofan prison, Sudan

     • Attack on Abu Karshola leaves 411 Sudan soldiers dead: rebels