ACNUR Euskal Batzordea
Género y Paz VisiblesDarfur VisibleCongo R.D. Visible
  • Actualidad
  • Artículo
  • Actualidad - Enfrentamientos

    Un acuerdo de paz frustrado

    DV, Darfur Visible ACNUR Euskal Batzordea / Chad - Sudán / 08.05.2009

    Dos días después de la firma del acuerdo de reconciliación entre Sudán y Chad, ya vertían ambas partes acusaciones mutuas de respaldo a las fuerzas de la oposición en sendos territorios.

    Dos días después de la firma del acuerdo de reconciliación entre Sudán y Chad, ya vertían ambas partes acusaciones mutuas de respaldo a las fuerzas de la oposición en sendos territorios.
    El ministro de información chadiano, Mohammed Hussein Mursal, acusó el 6 de mayo a las fuerzas armadas de Sudán de enviar tropas a la frontera de ambos países “en alianza con las fuerzas de oposición chadianas”.
    Mursal confirmó a la emisora de la misión de las Naciones Unidas en Sudán, UNMIS, que su Gobierno había notificado al mediador de Qatar sobre el movimiento actual.
    Por otra parte, oficiales sudaneses negaron a la televisión satelital al-Arabia, la participación de su país en ninguna operación militar contra Chad, afirmando el compromiso de su Gobierno con el acuerdo de reconciliación firmado recientemente entre los dos países en Qatar. Los oficiales sudaneses hicieron acusaron a Chad diciendo que todavía apoya al JEM en Sudán.
    Avance rebelde en Chad
    El 7 de mayo, el movimiento rebelde opositor, la Chadian Opposition Alliance (COA) informaba que su posición era en las afueras de la estratégica ciudad de Mongo, en Chad central, en su avanza dentro del país tras tomar las ciudades de Eddy y Um Timan, a cien kilómetros al sur de Abeché.
    El objetivo de la alianza opositora es derrocar el actual Gobierno, “en respuesta a las demandas populares”, explicó a Miraya FM el vocero de la COA, Ali Argu Hamshi Argu; quien además agregó que la oposición ha planeado nuevas políticas para gobernar Chad que “serán anunciadas cuando llegue al poder”.
    Según citaba Relief Web a la Agencia France-Presse, un grupo de rebeldes chadianos apoyados por Sudán, merodeaban el este de Chad y se acercaban a la ciudad estratégica de Goz Geida el martes 5 de mayo.
    Ese día, el Gobierno chadiano ya acusaba a sus vecinos de renegar del acuerdo de paz firmado este fin de semana.
    Según el ministro de Comunicaciones del Gobierno Mahamat Hissene, los rebeldes habían penetrado unos 100 kilómetros en el territorio chadiano y lo recorrían en cientos de vehículos en una ofensiva relámpago que comenzó el lunes 4 de mayo.
    Jartum negó todo involucramiento, pero el Sudanese Media Centre, una agencia cercana a los servicios de inteligencia de ese país reporto sangrientos choques el lunes entre rebeldes y militares chadianos en la zona fronteriza.
    Antiguas traiciones
    Según las referencias de los especialistas en el tema, como Gérard Prunier, Alex de Waal o Eric Reeves, Chad y Sudán se han atacado, acusado, reconciliado y vuelto a traicionar muchas veces a lo largo de los últimos años, en una guerra de guerrillas.
    En febrero de 2008, un grupo de rebeldes se abrió paso hasta los alrededores de la capital chadiana Yamena, en un intento de derrocar al Presidente Idriss Déby, pero fueron reprimidos con la ayuda de Francia, ex fuerza colonial del territorio.
    El vocero del Ministerio de Exteriores francés, Eric Chevallier, dijo el martes 5 que su Gobierno estaba preocupado por la seguridad de los civiles en el este de Chad tras los reportes de que grupos armados habían penetrado en el país desde Sudán, quien instó a ambos países a implementar el acuerdo de paz firmado el domingo 3 de mayo.
    Promovido por Qatar y Libia, el acuerdo de paz del domingo era esencial para cualquier solución duradera a seis años de levantamientos en la provincia de Darfur que han sobrepasado la frontera hacia Chad y la República Centroafricana (CAR). Su objetivo era poner fin a las hostilidades y conducir a un encuentro de sus líderes, en un movimiento considerado vital para la paz en Darfur.
    El 4 de mayo, el mismo día del inicio de la supuesta ofensiva rebelde, el Presidente sudanés, Omar Hassan al-Bashir, recibía el documento del Acuerdo de Doha para la Reconciliación entre Sudán y Chad, el cual había sido firmado el día anterior por el ministro de Cooperación Internacional, al-Tegani Saleh Fedail, y el ministro de exteriores chadiano.
    El ministro Fedail declaró a la Agencia de noticias oficial de Sudán, SUNA, que había “una nueva y fuerte voluntad política para la paz en Darfur”, agregando que “el éxito de implementación de este acuerdo en el terreno contribuiría en gran medida a superar las tensiones entre ambos países”.
    Qatar y Libia trabajan por la reconciliación de Chad y Sudán desde noviembre, cuando las partes restauraron sus lazos diplomáticos tras seis meses críticos de acusaciones cruzadas.
    Como aparte del acuerdo del 3 de mayo, Sudán y Chad asumían la implementación de acuerdos previos de control de fronteras para bloquear el tránsito de rebeldes chadianos desde Sudán y rebeldes sudaneses desde Chad.
    Analistas y líderes africanos citados por Relief Web, indican que las relaciones entre los países han sido tumultuosas y que no puede haber paz en Darfur, ubicada en la frontera, hasta que ambos países estén en mejores términos.
    También coincidía con esta visión el ex Presidente sudafricano Thabo Mbeki, quien encabeza la comisión de la Unión Africana (UA) de apoyo al Presidente sudanés, Omar Hassan al-Bashir, frente a la Corte Penal Internacional (CPI). En declaraciones del 2 de mayo afirmaba: “Las relaciones entre Chad y Sudán deberían normalizarse. Si no, será difícil encontrar una solución para la crisis de Darfur”.
    La historia de acuerdos rotos entre ambos países permitía prever un rápido final para este nuevo intento, aunque las esperanzas parecen mantenerse.
    Aún antes de su firma, el analista Rashid Abdi del International Crisis Group declaraba a VOA que la implementación del acuerdo de Doha del 3 de mayo sería su desafío más grande.
    “Definitivamente, lo primero que diría es que hay una galvanización y un intento muy serio de los mediadores árabes de sentar a estos dos países en la mesa de negociaciones para que puedan resolver sus diferencias de larga duración. Y pienso que ahora hay mucha seriedad por parte de los mediadores árabes para promover una solución, lo que quizás esté indicando la gravedad de la situación”, afirmaba Abdi. Y agregaba: “Juzgando los acuerdos pasados entre Sudán y Chad, sería comprensible que uno fuera escéptico, por supuesto. Pero pienso que han pasado muchas cosas y ha llegado el momento para que estos dos países resuelvan sus diferencias y trabajan juntos amigablemente. Y esto destrabaría o traería soluciones para el problema de Darfur, porque el centro del problema de Darfur es por supuesto estas tensines entre los dos países”.
    Naciones Unidas observa de cerca el proceso
    Tan solo un día después de celebrar el acuerdo, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, tenía que manifestar su preocupación por las tensiones resurgidas en la frontera entre las fuerzas militares y rebeldes.
    Ban Ki-moon, describía el despliegue militar en la frontera de Sudán y Chad como “inaceptable”, tras afirmar que seguía de cerca la situación con creciente inquietud.
    La vocera del Secretario General Michele Montas dijo que las Naciones Unidas (ONU) utilizarían su mandato para proteger a los civiles en el este de Chad.

    El JEM pone condiciones

    En otro de los frentes abiertos del Gobierno de Sudán se encuentran las negociaciones de paz iniciadas con los movimientos rebeldes de Darfur. El único de estos grupos que aceptó participar y firmar el primer acuerdo de confianza mutua y buena voluntad fue el Movimiento por la Justicia y la Igualdad (JEM).
    Este grupo, uno de los principales de Darfur, estableció sus condiciones para retomar el diálogo de paz con el Gobierno sudanés. El 7 de mayo, el secretario de Asuntos Humanitarios del movimiento y miembro de la delegación de negociaciones, Suleiman Jamus, dijo a Miraya FM que el JEM no reiniciará las conversaciones ni firmará ningún acuerdo a menos que se implementen los artículos del acuerdo de confianza mutua firmado recientemente entre las dos partes en Doha, Qatar.
    Según Jamus, la delegación del JEM llegó a Doha para dar este claro mensaje al Gobierno, con el que se reunió el 6 de mayo en presencia de diplomáticos regionales e internacionales; al tiempo que en esa ciudad se mantienen negociaciones indirectas conducidas por mediadores.

    Libertad y democracia

    Marcha del día 8 de marzo

    27.03.2017

    El día 8 de marzo se realizó una marcha en la ciudad de Bilbao conmemorando el Día Internacional de las Mujeres, en el que participó ACNUR Euskal-Batzordea.

    Reconstrucción, desarrollo y paz

    Los Derechos Humanos de los niños y las niñas

    03.02.2017

    Darfur: Unamid acoge con satisfacción la orden del JEM contra los niños y niñas soldado. La Unamid (La Operación híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas para Darfur) ha acogido con satisfacción la renovada orden de mando emitida por el Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI, siendo sus siglas en inglés JEM) el pasado 25 de enero de 2017, que prohíbe el reclutamiento y el uso de niños y niñas en sus filas, junto con otras violaciones contra sus derechos.

    Newsletter

    Para estar al día de las novedades de Darfurvisible.org

    Suscripción »

    Newsletter
    Agenda
    Info Online

     SUNA

     • Foreign Ministry Summons Western Diplomats to Inform about South Sudan Support to Rebels

     • Joint Sudan and South Sudan Security Committee Submits Recommendations to Defense Ministers of the two Countries

     • Delegation of Burkina Faso acquainted on National Assembly's experience in hosting conferences

     Radio Dabanga

     • Report: North Darfur gold mine conflicts not inter-tribal; Sudan regime behind them

     • Detained women on hunger strike in North Kordofan prison, Sudan

     • Attack on Abu Karshola leaves 411 Sudan soldiers dead: rebels